facebook_pixel
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta el uso de cookies.
OK
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta el uso de cookies.
OK

Looks para un fin de semana de verano

Aprovechar los fines de semana cuando todavía no han llegado nuestras vacaciones de verano es estrictamente necesario. No hay excusa para no hacer una escapada en familia o con amigos para desconectar del trabajo. Aunque, las verdaderas dudas llegan a la hora de hacer la maleta. El truco está en escoger looks para un fin de semana de verano que se adapten a todo tipo de situaciones y si las prendas seleccionadas pueden intercambiarse unas por otras ¡acertarás seguro!

Aventurero

Optar por la montaña puede ser la mejor medicina para el fin de semana, estar en contacto con la naturaleza y respirar aire puro te ayudará a desconectar.

Las temperaturas serán más frescas por lo que un pantalón chino, una camisa remangada y unas zapatillas será la mejor opción, es requisito fundamental que las prendas sean cómodas y ligeras. Añade como accesorio un fular y ¡déjate seducir por lo tonos tierra!

 Arreglado pero informal

Vayas a donde vayas es muy posible que acabes teniendo una cena especial o una salida nocturna. Si el evento es de carácter informal tenemos la respuesta: una camisa con cuello mao. Una prenda muy versátil que se adapta a la perfección a las situaciones más casual y calurosas.

La clave está en llevarla por fuera del pantalón y combinarla con unas bermudas, unos chinos o incluso unos jeans. Apuesta por el corte slim fit o por un corte recto para que favorezca más a tu cuerpo y decántate por colores claros como azul, beige o blanco, ¡el éxito está garantizado!

 

En la playa

Sin lugar a dudas, el plan más recurrente en verano es disfrutar de la playa, darnos un buen baño, pasear descalzos por la orilla o recorrer las terrazas con vistas al mar.

Por todo esto, debes tener en cuenta aquellas prendas que se adapten a la perfección a cualquiera de tus bañadores. Un polo de un color sencillo (azul, blanco o gris) es un básico que siempre funciona bien, aunque si quieres arriesgar apuesta por la opción estampada.

Si eres de los que prefiere cambiarse al salir de la playa, sustituye el bañador por unas bermudas y añade un toque sofisticado con un sombrero y un reloj de correa de piel.

 

Publicado el: . Publicado en: Moda y estilo.

Tu Cesta

Preloader Cargando...

Tu cesta está vacía